Seleccionaremos el cuidador que mejor se adapte a las necesidades del paciente y de su familia. Nuestros cuidadores tienen formación específica, experiencia y referencias contrastadas.

El proceso de selección de un cuidador es minucioso y pormenorizado, pasan varias entrevistas y son valorados en base a su formación y experiencia para así poder asignarlos según sus capacidades. Cuando la familia solicita un cuidador os hacemos llegar informes de varios para que podáis seleccionar al que mejor se adapte a las vosotros.

Además de las tareas del día a día de ayuda en el hogar nuestros cuidadores están capacitados para llevar a cabo algunas de las tareas, iniciativas y objetivos del plan de trabajo individualizado. Otras son elaboradas, dirigidas y/o impartidas por profesionales especializados.

Tareas de nuestras cuidadoras

Acompañamiento al médico, rehabilitación, compra de medicamentos y soporte ante cualquier urgencia.
Control horario para tomar la medicación, control tensión, diabetes y otras necesidades diarias. 
Acompañamiento centro de día, paseos, recados, ejercicio y toda actividad que fomente una vida activa. 
Ayuda en el aseo, vestirse u otros habitos de aseo personal.
Tareas del hogar: lavadora, planchar la ropa, recoger la casa, limpieza diaria de la casa.
Hacen la compra, hacer la comida según las recomendaciones nutricionales.